RELLENO SANITARIO DE ATLIXCO RECIBE 3er. CERTIFICADO DE CALIDAD AMBIENTAL EMITIDO POR LA PROFEPA.

Esto lo coloca como el primer municipio con tres certificaciones de calidad ambiental sucesivas otorgadas por la PROFEPA (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente) a un relleno sanitario de administración municipal.

Así lo externó Mario Barrera Bojorges, delegado de la PROFEPA en Puebla, quien entregó esta certificación de Calidad Ambiental al presidente municipal José Luis Galeazzi Berra, de igual forma mencionó que Atlixco es el único municipio de los nueve en Puebla que cuentan con relleno sanitario excelente, que no solo cumple con la legislación ambiental en México, sino que va más allá de esa norma; por ello Atlixco ganó esta certificación por sus buenas prácticas ambientales y por operar en óptimas condiciones

Por su parte Juventino Hernández Lima, director del Relleno Sanitario y junto con el edil pioneros de este proyecto, externó que este certificado es un orgullo, pero también un compromiso; para los que laboran en el relleno, el municipio y sus habitantes. Agradeció el apoyo de los consejos de Ecología y Educación, pues junto con la Comisión del Medio Ambiente logran una mejor cultura ambiental.

“Si participamos activamente todos, se puede lograr la certificación de un municipio limpio, que esto sea el inicio para esta encomienda, por ello solicito a todos a sumarse en bien del medio ambiente”.

Finalmente José Luis Galeazzi mencionó sobre la importancia de la legalidad, la certificación de las áreas y de los servicios; así como la cultura de la salud pues esto también representa un municipio saludable, responsable con sus desechos sólidos. Reconoció la labor de Juventino Hernández Lima y de todos los involucrados con el proyecto por este logro, pues desde un inicio se pensó en que se hiciera bien y se ejecutaran de buena manera los recursos.

Cabe mencionar que el 24 de febrero del año 2000, se firma el convenio de coordinación para atender conjuntamente la problemática ambiental causada por la disposición y tratamiento final de los residuos sólidos municipales.

En marzo, acuerdan los porcentajes de aportación, al costo de la obra que era de $7´230,000.00; el estado contribuyó con el 50%, y el restante se distribuyó correspondiéndole a Atlixco el  81.86%,  incluyéndose el valor  de un terreno en tres fracciones dos llamadas Cuacotenco y otra Cholulanotenco y  en efectivo $2´182, 285.20; a Tochimilco el 11.50%  equivalente a  $ 415, 725.00 y  a Tianguismanalco  el 6.64%   participando con la cantidad de $240,036.00.

El 25 de enero de 2012, se obtiene el primer certificado de calidad ambiental, con vigencia al mes de diciembre de 2014 (13)

En la presente administración municipal, 2014-2018, se sigue gestionando recursos para la construcción de la segunda celda y se suma a estas gestiones el regidor de ecología y medio ambiente sustentable.